Antipostureo Foodie, amor y desamor. Coixet nos deleita con su nueva serie

Series
Publicado: 17 Diciembre 2019
Escrito por Por Natalia M. De Paoli

Nadie podría negar que uno de los grandes placeres del ser humano es el de disfrutar de una buena comida, y si a eso le sumamos el amor, casi hablaríamos de algo realmente ideal. La directora Isabel Coixet ha estado cocinando un plato que nunca antes había preparado para nosotros: una serie. Y para ello ha contado con unos ingredientes selectos y por lo visto, muy buen escogidos, y es que en la elección de los actores protagonistas podemos constatar tal afirmación: se trata de Laia Costa y Guillermo Pfening. La pareja protagonista se conoce gracias a una aplicación de citas que une a apasionados de la comida, como si fuera un Tinder gastronómico. A Laia ya la hemos visto deambular por recetas similares, como en la serie catalana Cites o en la película Newness ( Drake Doremus, 2017) donde los protagonistas se conocen a través de una red social y empiezan una relación amorosa. Las cosas se tornan complicadas cuando deciden tener una relación abierta y sin secretos.

La serie de Coixet está conquistando nuestros estómagos, nuestros ojos, y el resto de sentidos. Se trata de dos urbanitas que intentan tener una nueva oportunidad en el amor y la buscan transitando por restaurantes y bares con mucho estilo.

Y si hablamos de estilo, el cine de Coixet se lleva cinco estrellas Michelín. Sugerente y con un estilo estético de marca propia, la directora ha ganado seis premios Goya, por Mi vida sin mí y La vida secreta de las palabras, y los documentales Invisibles y Escuchando al juez Garzón, incluyendo premios cosechados en Berlín, Venecia, Toronto, Guadalajara y Málaga, entre otros festivales nacionales e internacionales

Con elevadas dosis de melancolía y su peculiar factura para contar historias preñadas de sensibilidad, la directora ha cautivado a los espectadores con un estilo único, más aproximado al indie-americano, que a la marca española.
Su cine, íntimo y profundo, roza la mayoría de veces con el contexto socio-político del momento, ahondando en cuestiones que orbitan alrededor del sujeto contemporáneo. Existe también en sus películas una marcada preocupación por cuestiones que se relacionan con la comunicación y la falta de ella. La insistencia en aquellos mensajes que se pierden en el camino para no llegar a su destinatario. Una delicada y tenaz imagen poética atraviesa su narrativa, dejándonos siempre absortos ante la pantalla, ante tanta belleza cuidada en cada detalle, en cada mirada.

Cuidada escena de Foodie Love de Coixet

De esta manera, en Foodie Love Coixet nos deleita con un cuidado y delicado gusto por el preciosismo, donde cada detalle está estudiado al milímetro, desde los encuadres pecfectamente dispuestos, hasta las localizaciones de los diferentes restaurantes donde se desarrolla la serie. Aquí la directora nos cuenta, entre bocado y bocado, las dificultades de volver a enamorarse. La comida, el sabor, la degustación, participan de la metáfora genial que significan los estados de ánimo. Y aunque a primera vista pueda parecer una serie romántica, lo que parece tener más interés es precisamente la manera en que la directora narra las cuestiones que tienen que ver con el desamor, de los defectos y la incomunicación. Y es que en tiempos de Tinder, en tiempos donde aparentemente la comunicación es más fluida que nunca, asistimos a un viaje hacia el ensimismamiento, a la soledad y la incomunicación que genera la comunicación digital.

Pero en esta ocasión, estos apasionados de la gastronomía harán todo lo posible para que no cojamos el móvil miestras la vemos ni por tres segundos, porque como dice el protagonista en el primer capítulo: “qué es esto de hacer una foto al plato?». Porque primero lo debes probar, y luego, solo luego, si te ha conquistado, pues le haces una foto. Porque como ha dejado bien claro la directora en alguna entrevista, esta serie está en contra del “postureo Foodie”, así que ya sabemos: tomémonos el tiempo para probar, para disfrutar de una buena dosis de sabores, amores y desamores.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Más información