Mythic Quest: Raven's Banquet

Crítica
Publicado: 18 Abril 2020
Escrito por EJAH

Una joya del entretenimiento Geek en Apple TV+

Sin haberse estrenado ya Apple estaba firmando la renovación para una segunda temporada; así de grande ha sido la confianza que le tienen a “Mythic Quest: Banquete de Cuervos” para convertirse en una de las comedias referentes de la plataforma streaming de la compañía creada por Steve Jobs. Y la verdad es que razones sí han tenido para apostar por ella, es un producto de entretenimiento muy inteligente que de seguro ganará una gran cantidad de seguidores.

¿De qué va?: “Mythic Quest: Raven's Banquet” sigue el día a día en una compañía desarrolladora de videojuegos, donde sus principales directivos siempre están metidos en líos, por las decisiones artísticas y económicas de “Mythic Quest”, el más grande MMORPG (o en español “videojuego de rol multijugador masivo en línea) de todos los tiempos que es obra de este equipo de trabajo.

Los personajes principales son: el director creativo Ian Grimm, un narcisista empedernido y mente maestra del juego; el productor David Brittlesbee, un supuesto líder con un serio problema de estrés y trastorno obsesivo compulsivo; la ingeniera principal de programación Poppy Li, otra ególatra  con necesidades de reconocimiento; el jefe de monetización Brad Bakshi, calculador, poco creativo y materialista que casi siempre se sale con la suya; y el escritor principal C.W Longbottom, un novelista ganador del premio Nébula en los años 70 que ha olvidado más de la mitad de su vida por su alcoholismo.

Entre insultos, traspiés, bromas, sarcasmos y trampas, pero también diálogo, comprensión y mucho trabajo en equipo, estos alocados personajes harán navegar directo al éxito a esta poderosa franquicia.

Los realizadores: Rob McElhenney es la mente maestra del proyecto, de hecho lo es hasta de manera actoral porque el interpreta al director creativo del videojuego; la idea de la serie fue un trabajo de equipo de él, Charlie Day (con el cual coincidió en “Colgados en Filadelfia”) y la guionista de “Community”, Megan Ganz. Los tres firman como los de la idea original, guionistas y productores de “Mythic Quest: Banquete de Cuervos”.

Pero no están solo, cuentan con el apoyo en producción de la poderosa Lionsgate Television y de la afamada compañía de videojuegos Ubisoft, está última les dio todo el asesoramiento técnico necesario para hacer más realista la experiencia de un estudio de videojuegos.

Mythic Quest Ravens Banquet escena de la serie

El elenco: Como mencionamos anteriormente, la mente del equipo es interpretada por Rob McElhenney y es acompañado por algunas caras muy conocidas de la televisión como Danny Pudi (“Community”) y el ganador del premio Óscar de 1984, el señor F.Murray Abraham; del equipo de trabajo también forman parte Charlotte Nicdao y David Hornsby.

Lo mejor: El guión: es muy inteligente y bien estructurado, como si cada pieza o palabra estuviese milimétricamente medida para encajar y hacer funcionar el show. Uno de sus puntos fuertes es como logra ser tan actual y coherente tocando temas que bien podrían huirles para evitar polémicas (temas de la comunidad LGBTQ o el fascismo por citar dos ejemplos) pero lo hacen de forma que ni se mojan, ni salpican, pero logran coordinarlo armónicamente con la trama e incluso provocando cierta risa (siempre inteligente). Es difícil no quedar enganchado en su trama.

Lo peor: En lo personal, no me hizo tanta gracia, no hay que ser un experto en la cultura pop o un gamer para entender la mayoría de los chistes, pero hay algo en la puesta en escena que no resulta lo suficientemente divertido.

Mythic Quest Ravens Banquet escena de la serie con una pala

Conclusiones: Muy bien recibida por la crítica “Mythic Quest: Banquete de Cuervos” parece que viene para quedarse por su inteligente propuesta, su guión tan original y la química entre todos sus conflictivos personajes. Es una serie orientada más a personas geeks que a una audiencia más extensa; no creo que al abuelo ni el más peque de casa entiendan o rían con su propuesta. Hay mucho para desarrollar y su historia es bastante cautivadora, saber que tendrá una segunda temporada es una bonita e interesante noticia.  

Recomendada para: Millenials. Amantes de los videojuegos. Seguidores de la cultura Geek.

No miren atrás: Abuelos. Si no te gustan los sarcasmos o el humor irónico. Es una sitcom con mucho de comedy drama, quizás no sea la mejor opción para ver en colectivo.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Más información