Los problemas de la química: Una miniserie documental que impacta

Crítica
Publicado: 20 Mayo 2020
Escrito por EJAH

Netflix no solamente está revolucionando la forma de hacer (y de distribuir) cine y series; el gigante del entretenimiento streaming tambien produce poderosas series documentales como “Los problemas de la química”, una miniserie de 4 episodios que combina de manera excelente la estructura de un documental forense, con una factura visual, y una narrativa que toca todos los diferentes elementos y protagonistas vinculados a la historia.

¿De qué va?: “Los problemas de la química” (o “How to fix a drug scandal” en inglés) sigue los casos policiales de las químicas de laboratorio forense Sonja Farak y Annie Dookhan en diferentes puntos de la ciudad de Massachusetts en los Estados Unidos de Norteamerica. Ambas químicas manipularon (consumieron) parte de las drogas incautadas y falsificaron los exámenes realizados a las evidencias; esto trajo como consecuencia una crisis en el sistema judicial del estado. El camino que las llevó a cometer semejante delito, los problemas ocasionados a muchos de los procesados erróneamente, el arduo proceso de investigación de policías, abogados y fiscales, y la fragilidad del sistema judicial norteamericano son expuestos durante sus 4 episodios.

Los realizadores: Al frente del proyecto se encuentra la joven realizadora de 32 años Erin Lee Carr, que a su corta edad ya se ha vuelto toda una experta en la producción de documentales policíacos con varios proyectos filmados para la siempre exigente HBO. Con Netflix ya había dirigido uno de los episodios de la serie documental “Dirty Money” y este es su primer gran proyecto con la N.

Lo mejor:

  • La fotografía y la producción es excelente, logran atrapar nuestra atención desde el primer momento por su tremenda puesta en escena.
  • La historia, los materiales de evidencia utilizados en el documental y las entrevistas a testigos e investigadores no dejan lugar a dudas, aunque la verdad nunca es absoluta este documental hace difícil refutar algo.
  • El elemento humano es importante: la caracterización de las acusadas y el efecto que tuvieron sus negligencia en las vidas de miles de inocentes se representan muy bien y logran sensibilizarnos a través de los sentidos testimonios de sus familiares.

Lo peor:

  • Es evidente que la directora juega con los tiempos para subir o bajar la tensión según la narrativa, pero los momentos de baja llegan a cansar un poco.
  • Quizás es algo larga, algunos elementos (salvo los relacionados con las evidencias propias del caso) tal vez pudieron omitirse y hacerla más breve.
  • Al tratarse de la manipulación de evidencia es difícil determinar si muchos de los acusados con los que nos hemos solidarizados puedan ser realmente culpables.

Conclusiones: Una gran miniserie documental que, aunque muchos de sus elementos tal vez no sean primicias (como el hecho de los pocos fondos para financiar instituciones públicas o el juego político alrededor de la justicia que se hacen eco algunos funcionarios públicos) nos muestra las fragilidades que tiene la justicia incluso en una potencia mundial como lo es Estados Unidos, lo que nos lleva a preguntarnos qué tanta culpabilidad o inocencia hay en un veredicto si las pruebas no son analizadas por las personas correctas. El factor humano es lo más importante de todo: ¿Qué es lo que sí hay en común detrás de cada caso? Una familia destrozada.

los problemas de la quimica escena

Recomendada para: Amantes de los documentales policíacos. Químic@s y forenses que quieran mostrarle a la familia que hacen día a día. Potenciales aspirantes para estudiar química, criminalística y/o leyes.

No miren atrás: Si estás apurado y no tienes paciencia, esta es una serie para ver en calma. Si no te gustan los documentales y buscas algo con más de acción. ¿No te gustó “Breaking Bad”?

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Más información