Crítica. Violet Evergarden: Eternity and the Auto Memories Doll

Crítica
Publicado: 23 Abril 2020
Escrito por EJAH

Conmovedora obra de arte

Lo confieso, llegué a Violet Evergarden sin nunca antes haber tenido contacto con el anime o con el manga, de hecho imaginé que me encontraría ante otro producto, eso de una ex soldado retirada que había sido entrenada para matar hizo que mi mente se preparara para algo que nunca llegó, por suerte porque, a pesar de dar un viaje de 180 grados a mis expectativas, nos hemos encontrado con una hermosa historia de cuidada producción hasta el más mínimo detalle. Netflix sí sabe escoger que pone en su plataforma. 

¿De qué va?: “Violet Evergarden: Eternity and the Auto Memories Doll” continúa la historia del anime. En su narración, sigue a su protagonista Violet Evergarden, una joven ex soldado que se convierte en una Auto Memory Doll, una especie de escritora fantasma, que se dedica a escribir cartas de amor a madres, hijos, parejas, Violet lo hace en su búsqueda de encontrar el significado de la frase “Te Amo”, las últimas palabras que escuchó de su amo.

Violet sigue trabajando en la Compañía Postal, esta vez fue contratada para un trabajo diferente, ser la institutriz de Isabella York, una joven de la realeza que tiene un pasado más triste del que en apariencia uno podría imaginar. Isabella es reacia a los modales y costumbres de la alta sociedad, a Violet se le contrata para que le enseñe en tres meses todo lo que debe saber. Entre ambas surge una hermosa amistad de aprendizaje mutuo (pues Violet desconoce lo que significa la amistad), esto la llevará a conocer más sobre Isabella y jugará un papel muy importante para ayudarla a ser feliz y reencontrarse con alguien muy especial de su pasado.

 

Los realizadores: Es una obra de Haruka Fujita y de los estudios Kyoto Animation, esta es su primera producción luego del trágico incendio en julio del 2019 que cobró la vida de 34 trabajadores. Tal vez “Violet Evergarden: Eternity and the Auto Memories Doll” guarda más de una metáfora sobre las personas que trabajaban en estos estudios y es difícil imaginar una obra con mayor sensibilidad, cuidado y amor para regresar.

Lo mejor: La trama, puede parecer cursi y lenta pero es todo lo contrario, los minutos vuelan con su historia muy bien organizada y emotiva, cuando menos te lo espera ya estas llegando al final de la película. Otro punto que sobresale es su música, prácticamente es el segundo personaje principal de la historia, composiciones orquestales que tocan la sensibilidad y multiplican la experiencia de sus poderosas imágenes. Por último, las animaciones son cuidadas de manera minuciosa, da la impresión que no dejaron un cuadro al descuido, incluso los escenarios se ven rellenado de manera muy cuidadosa; el mar y el cielo son de los mejores que hay ahora mismo en un anime.

Lo peor: Que la historia no gire más entorno a Violet, su protagonista parece un personaje crucial pero sin casi participación en su propia historia, tal vez eso es lo que hace la trama tan genial pero nos quedamos con ganas de saber más de ella… ¿Tendremos una secuela? Ojalá…

Violet Evergarden Eternity and the Auto Memories Dol escena grafica del anime

Conclusiones: “Violet Evergarden: Eternity and the Auto Memories Doll” será una película para recordar y revisar, Kyoto Animation abre una nueva etapa con un filme de lujo que a través de su excelente cuidado técnico y su sensibilidad para transmitir la historia logran cautivar a todos. Más que una secuela o una película de una serie exitosa se trata de una conmovedora obra de arte que es un lujo narrativo y visual, lástima que su historia haya quedado tan abierta y el destino de la saga tan difuso, nos deja preocupados que Violet nunca sepa que el significado de la palabra que estaba buscando era lo que llevaba haciendo todos los días… aunque esa puede ser la gran metáfora de la historia ¿verdad?

Recomendada para: Seguidores de la saga. Amantes de los mangas basados en novelas ligeras. Todo al que le gusten los animes de buena calidad.

No miren atrás: No hay acción ni violencia en toda la película, si eres fans de las explosiones no verás estallar nada (ni nadie) en su hora y media de duración. Vocalistas de Black y Death Metal, que no los atrapen viendo esto. Algún que otro impaciente puede desesperarse.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Más información